Estilos clásicos de cerveza

La designación «clásico» confiere a unas recetas en general una antigüedad que, en la mayoría de los casos es muy inferior al que nos imaginamos. La misma palabra «estilo» se remonta solo en la década de los 1980. Por lo tanto, se han convertido en «clásicos» estilos que, por algún motivo, han adquirido fama en la segunda mitad del siglo XX.

No todos los estilos consagrados suelen ser considerados «clásicos». Además hay cierta confusión porque cuando se «proclama» un estilo, parece que esto puede otorgarle bastante de «clásico» cuando, en realidad, algunos estilos son auténticos «inventos del *TBO».

En esta nube conceptual, no queda nada claro como una receta se convierte en «clásica». Cada estilo presenta un árbol genealógico particular y parece que sea más bien el resultado de un tipo de consenso tácito que procede de muchas influencias a la vez. Sí que podemos decir que algunos estilos son descendentes de grupos de recetas bastante antiguas que, en su momento, se ordenaban por procedencia geográfica, por color o algún otro criterio muy general.

Los estilos llamados «clásicos» no son pues especialmente antiguos. Correcto. También es correcto que no han salido de la nada. Y ambas cosas son compatibles si nos informamos sobre la historia de cada uno de ellos. Nos daremos cuenta de que cada estilo, incluso entre los clásicos más recientes, tienen una historia y una evolución. En la mayoría de los casos, son un cruce entre una larga tradición que, en algún caso, puede ser tranquilamente «tricentenaria» con el golpe de genio, con la casualidad o la suerte.

 

Albert Barrachina Robert

Profesor de análisis sensorial de la cerveza en la Facultad de Enología de la URV.

Profesor de análisis sensorial de la cerveza en el curso de cerveza artesana de la Universidad de Alicante.

Miembro del equipo de ART Cervesers.

Premio Steve Huxley 2020.